Cricket - verano

VOLVER A ACTUALIDAD

Vitaminas para un bronceado saludable: consejos de la nutricionista Angelica Aragón
COMPARTIR

El sol es indispensable para todos los seres vivos. Cuando se disfruta con moderación y precaución, tiene efectos beneficiosos sobre nuestro organismo, como ayudar a sintetizar vitamina D, esencial para la absorción del calcio y muchos otros procesos fisiológicos. Además, mejora el estado de ánimo y fortalece el sistema inmunológico.

Debemos exponernos al sol de manera consciente y cuidadosa para evitar quemaduras que puedan derivar en cáncer de piel y envejecimiento prematuro. Para obtener los beneficios mencionados, basta con 10-15 minutos diarios de exposición.

De cara al verano, quienes disfrutan tomando el sol y desean un bronceado necesitan una protección extra para su piel. No basta solo con usar protectores solares externos como cremas de alto factor de protección, gafas y sombreros; es crucial cuidar nuestra piel también desde dentro.

Los rayos ultravioletas del sol generan radicales libres, potentes antioxidantes que dañan y envejecen nuestra piel. Por eso es importante proteger nuestra piel tanto por dentro como por fuera.

Existe una gran variedad de complementos alimenticios que contienen vitaminas y aceites necesarios para la protección solar y el cuidado de la piel. Sin embargo, prefiero obtener estos nutrientes de manera natural, incorporando una amplia variedad de alimentos en mi dieta. A continuación, te cuento cuáles son:

Los betacarotenos son sustancias naturales presentes en muchas frutas y verduras, que estimulan la formación de melanina y protegen contra los radicales libres. En nuestro cuerpo se convierten en vitamina A. Se encuentran fácilmente en frutas y verduras debido a su pigmento orgánico de color rojo anaranjado intenso o amarillo.

Es recomendable empezar a consumir estos alimentos semanas antes de la exposición al sol, para preparar y proteger nuestra piel de quemaduras solares, además de prevenir la formación de arrugas y cáncer de piel.

Algunos alimentos ricos en betacarotenos son zanahorias, batatas, calabazas, albaricoques, melón, papaya y en verduras de hoja verde como brócoli, espinacas y col rizada.

La vitamina C es un potente antioxidante que también activa la formación de colágeno, previniendo así el envejecimiento prematuro. Podemos encontrar esta vitamina en fresas, naranjas, kiwis, papaya, pimientos, brócoli, coliflor, tomates, limones, piña y granada. Además, ayuda en la absorción del hierro, evitando la anemia y la fatiga.

Para aprovechar al máximo sus beneficios, es mejor consumir estos alimentos crudos, ya que la vitamina C se disuelve en el agua durante la cocción y pierde concentración. No deseches el agua de cocción; reutilízala en otros guisos o para hacer zumos y batidos.

La vitamina E es esencial para un bronceado bonito y una piel perfecta. Se encuentra en pimentón en polvo, tomates maduros, yema de huevo, salmón, espinacas y brócoli. Como antioxidante, protege contra los radicales libres, previene el envejecimiento prematuro y ayuda a mantener el sistema inmunitario activo.

Recuerda siempre beber suficiente agua y tener cuidado si estás tomando algún medicamento que pueda hacer tu piel fotosensible.

Según la Sociedad Española de Farmacéuticos de Atención Primaria (SEFAP), “existen más de 300 fármacos –muchos de uso habitual– que pueden producir fotosensibilidad: reacciones anormales en la piel mediadas por la exposición solar” .

Para saber si un medicamento es fotosensibilizante, consulta a tu farmacéutico habitual o busca en el envase un símbolo dentro de un triángulo rojo, con un sol parcialmente cubierto por nubes.

Medicamentos comunes como muchos antiinflamatorios, antibióticos, antidepresivos y diuréticos pueden causar fotosensibilidad. Consulta siempre a tu médico o farmacéutico si estás tomando alguna medicación. Para más información, puedes visitar SEFAP.

Para finalizar, te dejo dos recetas ricas en betacarotenos y antioxidantes que mejorarán tu protección solar y bronceado:

Batido de zanahorias, brócoli y uvas:

  • 2 zanahorias crudas
  • 1 tomate maduro con piel
  • 1 ramita de brócoli
  • 4 o 5 uvas con piel
  • Agua fría o hielo Bate todos los ingredientes y añade agua fría o hielo al gusto. ¡Listo para tomar! También puedes añadir un extra de perejil picado.

Ensalada rica en vitamina C:

  • Coliflor cruda
  • Brócoli en papillote
  • Aguacate
  • Pimiento rojo
  • Piña
  • 2 nueces
  • 1 huevo duro
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Perejil

¡Anímate a probar estas recetas! Son ideales para llevar a la playa y comer de forma super saludable.